Contraindicaciones del té de canela

Contraindicaciones de la canela

La canela no presenta ningún peligro. En personas sanas no se conocen efectos tóxicos para la canela tomada en dosis alimentarias normales.
Tampoco hay evidencia científica que demuestre que su consumo tiene un efecto hipertensivo, al contrario, tiene un efecto reductor de la tensión arterial porque mejora la circulación en general.

Para las personas sanas no hay problemas, sin embargo hay que tener prudencia de no superar las dosis prudentes, que son de 0,5 a 1 gr en infusiones tres veces al día.

La canela es un medio natural, pero eso no significa que no tenga contraindicaciones porqeu no olvidemos que contiene cumarina. Si se toma regularmente altas dosis de cumarina, puede causar daño hepático e inhibir la coagulación de la sangre. Por lo tanto, no se recomienda el uso excesivo de canela.

Té de canela: contraindicaciones.

En forma de extracto o de aceite esencial, donde todos su componentes se encuentran mucho más concentrados, el cinamaldehído presente en su composición puede irritar la piel y provocar alergia en algunas personas sensibles.

Deben tener precaución con la canela las personas que sufran las siguientes dolencias:

Cálculos biliares: el cinamaldehído presente en la canela puede producir cólicos.
Enfermedades del hígado, por la cumarina (tóxica para el hígado y los riñones en grandes cantidades) y el safrol, que también perjudica al hígado.
Úlceras intestinales: la canela puede producir irritación en el intestino y el estómago, por tanto puede agravar las úlceras.
Los Intestinos sensibles o problemas estomacales graves pueden empeorar con la canela.
La canela puede interferir con la medicación anticoagulante, porque las cumarinas potencian esta medicación.
La canela es buena para la diabetes, sin embargo es prudente consultar con el médico para ajustar las dosis teniendo en cuenta la medicación que toma.
Mujeres embarazadas: durante el embarazo y la lactancia hay que ser más prudentes con su consumo ya que la canela estimula la circulación y puede hacer que el útero se contraiga. Por otro lado, a través de la leche materna, la canela puede desarrollar alergias en los bebés.
Los niños menores de 5 años son tan sensibles como los bebés y un exceso de canela puede ser perjudicial.
Si se sufre alguna enfermedad cardiovascular, hay que tomar la canela sin cometer excesos porque aumenta ligeramente la frecuencia cardíaca.
En general y por sentido común es mejor no mezclar la canela con una medicación, al menos sin consultar con su médico, aunque un poquito no le hará nunca daño.
No mezclar con antibióticos porque la canela ya es en sí misma un antibiótico natural.
Posibles peligros de la canela

El peligro de los excesos con la canela está en la cumarina.

Nunca es bueno cometer excesos, ni con canela ni con nada, si se toma té de canela de forma intensiva durante unos días, o una tacita de tanto en tanto, nunca habrá problemas, pero hay gente que pretende adelgazar a base de litros y litros de té.

Ya hemos visto que no hay que basar en la canela el plan de adelgazamiento, sino que es una simple ayuda que acelerará los cambios producidos por el cambio de dieta y la incorporación del ejercicio físico como cubito saludable.

La cumarina es un componente tóxico que se puede encontrar en la canela. En grandes cantidades, la cumarina puede ser dañina para el hígado y los riñones, por eso no es recomendable tomar canela en exceso. Una canela de baja calidad además puede contener pesticidas.

RECUERDA

Nunca te automediques. Nunca tomes decisiones sin consultar con tu médico en caso de duda. No excedas las cantidades recomendadas porque nada es inofensivo en grandes cantidades. De la salud sólo saben los profesionales de la medicina.

Si no tienes ningún problema de salud grave, recuerda que son muchas sus propiedades.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.